“Por Roverismo no entiendo vagabundear, sino tratar de encontrar un camino por veredas agradables siguiendo un propósito definido, y teniendo idea de las dificultades con que se va a tropezar” Baden-Powell

El Roverismo es una hermandad de servicio al aire libre, que cubre el período de la vida en que el joven está “tratando de encontrarse a sí mismo” (jóvenes entre 17 y 19 años). El Clan de Rovers son jóvenes que están unidos por relaciones de afecto y dirigen sus acciones hacia la gente, proponiéndose ser protagonistas en la vida de sus comunidades y por esto la propuesta Rover es abierta a todos los que deseen vivir los valores enunciados en la Promesa y la Ley.

El principal e inmediato propósito del Roverismo es proveer de un período adicional de adiestramiento a los jóvenes, para ayudarlos a seguir desarrollando su carácter y habilidades siendo una continuación que se da a Cachorros, Lobatos, Scouts y Pioneros, pero con una perspectiva más amplia y con un objeto más: el de ayudar a los Rovers a hacer carrera útil para sí mismos y prestar servicios a la comunidad.

El Rover empieza a conducir la canoa (sus experiencias, sus alegrías y tristezas) por el rio de la vida, enfrentándose a una realidad de adulto con fortaleza, carácter y una gran voluntad de servicio.